Expogrow

Redada asociaciones cannábicas de Barcelona

 

Los Mossos d'Esquadra han detenido a seis personas en una nueva redada policial conjunta con la Guardia Urbana contra asociaciones cannábicas de Barcelona, han informado hoy a Efe fuentes cercanas al caso.
Las operación policial se llevó a cabo el pasado martes, cuando los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana irrumpieron por orden judicial en la sede de la Asociación Cannábica Djavú, del distrito de Nou Barris, y de la asociación B.A.R.C.E.L.O.K.A., del barrio de Horta, donde detuvieron en total a seis personas.
Los seis detenidos han quedado ya en libertad e incluso algunos de ellos ya han comparecido ante el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona, que dirige la investigación.
Según las mismas fuentes, en la Asociación Cannábica Djavú fueron detenidas cuatro personas -un trabajador, dos socios colaboradores y el presidente-, mientras que en la otra agrupación fueron detenidos el presidente y el secretario.
Pocas horas después de la detención, el secretario y el tesorero de la asociación Djavú se personaron por iniciativa propia ante las dependencias policiales, según las mismas fuentes.
Los seis detenidos quedaron en libertad a las pocas horas de la detención, mientras que hoy mismo los responsables de ambas asociaciones han comparecido ante el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona, que les ha dejado en libertad.
En la operación policial, según las mismas fuentes, los agentes se incautaron de cannabis, aunque, a diferencia de lo que había ocurrido en ocasiones anteriores, no precintaron ninguno de los dos establecimientos, que han podido seguir abriendo con total normalidad.
La Asociación Cannábica Djavú, situada en la calle Eduard Tubau de Barcelona, figura como asociación legal inscrita en el registro nacional de asociaciones y cuenta actualmente con unos 850 socios.
Esta redada policial contra asociaciones cannábicas se suma a las que los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Guardia Urbana de Barcelona, han llevado a cabo a lo largo de los últimos meses, especialmente durante las semanas previas al referéndum del pasado 10 de abril que tenía que decidir si en Rasquera (Tarragona) se instalaba una plantación de cannabis.
La primera gran redada de este año se produjo a mediados de enero, cuando los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona detuvieron a los cuatro responsables de la Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo, entre ellos a su presidente, acusados de vender marihuana en el establecimiento.
Esta asociación, que cuenta con 1.400 socios, no reabrió sus puertas hasta el 2 de febrero, después de que los mossos se incautaran en el registro de unas 200 bolsas con dos kilos de marihuana a punto para su venta, según la versión policial.
Posteriormente, los Mossos y la Guardia Urbana detuvieron el 22 de marzo pasado a la encargada e identificaron a cuatro trabajadores del local de la Barceloneta de la misma Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo, que es la que promovía el polémico proyecto de la plantación de cannabis en Rasquera.
Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana intervinieron en aquella ocasión 1,3 kilos de marihuana por un valor de 5.700 euros.
En aquella operación, ordenada por el titular del juzgado de instrucción número 24 de Barcelona, los Mossos y la Guardia Urbana precintaron el local, pese a que el juez sólo autorizaba en el auto la entrada y registro del establecimiento. 
diariovasco
 
Tag: Redada asociaciones cannábicas de Barcelona,asociaciones cannábicas,asociacion cannábica